Qué va a pasar con la Ley de Etiquetado Frontal: distintas organizaciones reclaman su sanción

Sin tener certeza sobre el quórum, antes de la sesión de este martes en Diputados, diferentes voces se alzaron en defensa del tratamiento del proyecto que, si no se vota antes de fin de año, perderá el estado parlamentario.

Qué va a pasar con la Ley de Etiquetado Frontal: distintas organizaciones reclaman su sanción

Foto: Télam

Sociedad

Ley de Etiquetado

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 04 DE OCTUBRE DE 2021

Diversas organizaciones de la sociedad civil, organismos internacionales y asociaciones profesionales renovaron hoy su reclamo por la urgente sanción de la Ley de Etiquetado Frontal, cuyo tratamiento se encuentra previsto para mañana en la Cámara de Diputados, en el marco de una sesión especial pedida por el oficialismo, mientras distintos especialistas destacaron que el proyecto garantiza el "acceso a la salud, la información y la alimentación adecuada". Hasta último momento, no estaba garantizado el quórum para sesionar. 

La Organización Panamericana de la Salud, Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), UNICEF y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recomendaron hoy en un comunicado conjunto que el proyecto de Ley "se apruebe sin cambios y sin más demoras" porque "constituye una medida clave para la prevención del sobrepeso, la obesidad y otras enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación".

Las tres organizaciones de las Naciones Unidas consideraron, también, que si se sanciona la ley tal como fue aprobada por el Senado de la Nación y en base al dictamen del plenario de comisiones, hará que la Argentina "dé un paso ejemplar en la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes, en la mejora de la alimentación y en la salud pública, previniendo enfermedades, discapacidad y muertes".

Por último, afirmaron que los estudios realizados a nivel internacional dieron como resultado que la implementación del rotulado frontal "desalienta el consumo de productos no saludables y genera ahorros al Estado, derivados de su efecto positivo en la salud".

También explicaron que, en base a la experiencia de otros países, que el uso de este tipo de etiquetado "no produjo pérdidas de empleo o de salario entre los trabajadores".

La Federación Argentina de Graduados en Nutrición (Fagran) alertó en su cuenta de Twitter: "¿Sabes que peligra la votación de Etiquetado Frontal?"

"Sin la certeza de que todos los bloques políticos asistirán a la sesión del Congreso, se corre el riesgo de que la misma no se realice y, por eso, exijamos que prevalezcan los derechos de la población frente a cualquier discusión partidaria", tuiteó.

El oficialismo aspira a reunir quórum mañana para tratar esa ley junto con otros proyectos consensuados, en una sesión especial convocada por el Frente de Todos que marcará la vuelta del cuerpo legislativo a la presencialidad plena, interrumpida por la pandemia de coronavirus.

A fin de año, si el proyecto no se vota perderá estado parlamentario y la iniciativa volvería a foja cero.

Consumidores Argentinos valoró el acuerdo entre diferentes bloques para tratar la ley y sostuvo en Twitter que la Argentina está "a un paso de lograr el #EtiquetadoClaroYA gracias al consenso político que priorizó el derecho a la salud".

"Este consenso surgió en los inicios del proyecto, donde se unificaron más de 15 iniciativas de distintos espacios políticos", afirmaron, y llamaron a que el acuerdo "se priorice una vez más".

Por su parte, Fundeps Argentina (Fundación para el Desarrollo de Políticas Sustentables) señaló en su cuenta de Twitter que "necesitamos que mañana @DiputadosAR apruebe el #EtiquetadoClaroYA sin cambios ni más demoras".

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Argentina subrayó que "con la #LeydeEtiquetadoYa podremos acceder a información más clara y sencilla, elegir mejor lo que consumimos y tomar decisiones para cuidar la salud".

"Con las advertencias es posible proteger la salud y prevenir muertes y enfermedades como la hipertensión, la diabetes y el colesterol alto", tuiteó la OPS/OMS Argentina, y dentro de las advertencias resaltó el exceso de sodio, exceso de grasas y el exceso de azúcares.

En el sitio Change.org, la periodista Soledad Barruti creó una petición bajo el título "No queremos comer mentiras: sellos negros en los productos procesados y ultraprocesados" para todos aquellos que quieran -con su firma- respaldar el proyecto de Etiquetado Frontal.

"Contamos con un Proyecto de Ley de rotulado frontal de advertencias que ya obtuvo media sanción en el Senado. Por eso, le queremos pedir a los Diputados/as que le den un tratamiento conjunto y urgente al Proyecto de Ley", sostuvo la periodista, cuya petición ya alcanzó las 159.568 firmas.

Entre los puntos más salientes, la ley advierte a consumidores sobre los excesos de componentes como azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías, a partir de información clara, oportuna y veraz.

Y promueve la prevención de la malnutrición en la población y la reducción de enfermedades crónicas no transmisibles.

Victoria Tiscornia, magister en nutrición e investigadora de la Fundación Interamericana del Corazón (Fic Argentina), señaló -en diálogo con Télam- que el proyecto "es la puerta de entrada para un paquete de medidas de manera integral que buscan prevenir el sobrepeso y la obesidad".

"Incluye la prohibición de la publicidad, promoción y patrocinio de todos los productos que tenga uno de los nutrientes críticos en exceso", dijo.

Esos productos no se "van a poder publicitar para niños, niñas y adolescentes, y tampoco en las escuelas".

Advirtió que "hoy estamos siendo engañados" porque la industria "aprovecha el vacío legal para mensajes nutricionales de productos que no son saludables".

"Cuatro de cada 10 productos tienen mensajes de nutricionales y al mismo tiempo tienen exceso de nutrientes críticos", sostuvo la investigadora.

Sobre el impacto de la ley, la especialista puso como ejemplo a Chile, donde "disminuyeron un 25% la compra de bebidas azucaradas" luego de la sanción de la ley de etiquetado frontal en 2012.

Por su parte, la licenciada en nutrición y secretaria del Colegio de Nutricionistas de la provincia de Buenos Aires, María Laura Chiormi, dijo a esta agencia que "es un avance en el marco de políticas públicas que garantiza derechos humanos fundamentales como acceso a la salud, alimentación adecuada y acceso a la información".

"La importancia está reflejada en que se está dando importancia a la alimentación saludable", agregó.

Explicó que "no debemos entenderla como la advertencia al individuo ante la compra, sino como una medida sanitaria para la integración de políticas públicas".

"De acuerdo a la segunda Encuesta Nacional de Nutrición y Salud, uno de cada 10 niños y niñas menores de 5 años tienen sobrepeso, y casi la mitad de los niños y adolescentes consume bebidas artificiales al menos una vez al día", indicó.

Añadió que "en la última década el consumo de energía expresada en calorías de ultraprocesados aumentó un 53%".

La sesión de mañana fue solicitada por la bancada del Frente de Todos, presidida por Máximo Kirchner.

"La ley de etiquetado frontal es un buen ejemplo para demostrar que aún en medio de un proceso electoral los diferentes espacios políticos podemos avanzar con proyectos que benefician a la gente", dijo el diputado, quien pidió "responsabilidad" a JXC para que la iniciativa pueda ser debatida.

Por su parte, la diputada nacional del Frente de Todos, Cecilia Moreau, aseguró en declaraciones a Radio Provincia de Buenos Aires, que "con esta ley podemos prevenir enfermedades serias que están apareciendo en los chicos, que hoy en la Argentina son un problema serio".

160 mil personas también se sumaron 

A fines de septiembre pasado, organizaciones de la sociedad civil enviaron cartas a los presidentes de todos los bloques de la Cámara de Diputados para reclamar el tratamiento urgente, antes el riesgo de que pierda estado parlamentario.

"No hay motivos válidos para retrasar más la aprobación de la ley. El proyecto cuenta con amplio apoyo de la sociedad civil y académica, tanto de Argentina como de la región; con el respaldo de la mejor evidencia científica libre de conflicto de interés y con el aval de la Cámara de Senadores. Es hora de que los y las diputadas pongan fecha para sesionar y aprueben el proyecto sin más demoras", reclamó en aquel momento Victoria Tiscornia, investigadora de la Fundación Interamericana del Corazón (FIC).

Además de FIC Argentina, las cartas fueron firmadas por Federación Argentina de Graduados en Nutrición (Fagran), Consumidores Argentinos, Fundeps, Sanar y Consciente Colectivo.

A esos reclamos se sumó también el pedido de casi 160 mil personas que, con su firma, adhirieron a una petición motorizada a través de la plataforma de Change.org (http://change.org/malcomidos) por la periodista Soledad Barruti, autora de los libros "Mal comidos" y "Mala leche".

"Las estadísticas de enfermedad provocadas por la mala alimentación en Argentina son terribles. Vivimos en uno de los países con mayor número de muertes atribuibles directamente al consumo de bebidas azucaradas (74 muertes por millón). Alrededor de 10 niños cada 100 mil en nuestro país desarrollarán diabetes y el 80% de los niños tienen caries", advierte la petición al reclamar la urgente sanción de la ley de etiquetado en la Cámara de Diputados.

Puede ser Ley, pero no está garantizado el quórum

El oficialismo de la Cámara de Diputados buscará reunir el quórum en la sesión especial que impulsa para mañana a fin de convertir en ley el proyecto de etiquetado frontal que advierte sobre los excesos de grasas, sodio y azúcar en los alimentos mientras que Juntos por el Cambio anticipó que no colaborará para reunir el número reglamentario, aunque sí participará del debate en el caso de que el Frente de Todos consiga juntar los 129 legisladores requeridos para abrir la discusión.

De este modo, si el oficialismo no consigue el respaldo de otros bloques, la primera sesión presencial convocada en la Cámara baja tras un año y medio de funcionamiento virtual por la pandemia de coronavirus corre el riesgo de fracasar.

La sesión fue solicitada por la bancada del Frente de Todos, que encabeza Máximo Kirchner, para debatir un conjunto de iniciativas consensuadas con la mayoría de los bloques después de tres meses sin deliberar, debido a la campaña electoral y a la falta de acuerdo entre los distintos espacios parlamentarios.

El temario de la convocatoria impulsada por el oficialismo incluye, además, otras iniciativas, como la que propone políticas transversales para las personas en situación de calle y otro referido a medidas vinculadas con la actividad de la vitivinicultura.

"La ley de etiquetado frontal es un buen ejemplo para demostrar que, aun en medio de un proceso electoral, los diferentes espacios políticos podemos avanzar con proyectos que benefician a la gente. Es una pena que algunos estén más preocupados por quedarse con la presidencia de la Cámara que en hacer cosas para la gente. No sorprende, porque es lo que hicieron cuando gobernaron", afirmó hoy Máximo Kirchner en declaraciones radiales, al referirse a la sesión de mañana.

De esta manera, el legislador hizo referencia a las afirmaciones de la primera candidata a diputada de Juntos por el Cambio en la Ciudad de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, quien días atrás había anticipado que la coalición opositora reclamaría la presidencia de la Cámara de Diputados, que hoy está en manos del diputado oficialista Sergio Massa, si se repiten los resultados de las PASO.

En ese contexto, Kirchner hoy cuestionó a JxC por amenazar con no dar quórum, y les pidió responsabilidad para poder tratar "una buena ley" que, dijo, "va a ayudar a seguir mejorando el sistema de salud", y sostuvo que, si bien "surgen controversias, no está prohibiendo nada, sino que va a permitir ver qué consumimos, no que las dejemos de consumir".

Kirchner formuló estas declaraciones esta mañana, entrevistado por El Destape radio, cuando aún JxC no había anunciado su decisión de no dar quórum, aunque algunos legisladores opositores ya habían deslizado que el oficialismo debía encargarse de reunir el número ya que el temario no se había consensuado.

La coalición opositora, que en la Cámara baja encabeza el radical cordobés Mario Negri, decidió esta tarde no dar quórum al considerar que la sesión fue convocada por el FdT y propuso realizar una sesión la próxima semana en la que se incluya un temario consensuado entre todos los bloques parlamentarias y se incorpore el proyecto de etiquetado frontal, informaron fuentes parlamentarias.

A lo largo de la jornada, la UCR mantuvo varias reuniones para definir su postura ya que la mayoría de sus diputados respalda el proyecto de etiquetado frontal de alimentos, pero finalmente se prefirió consensuar con el PRO y la Coalición Cívica -los otros socios de la coalición- la postura común de no dar quórum y abrir una negociación con el oficialismo para acordar un temario para la semana próxima que incluya la emergencia educativa y la ley ovina.

De todas maneras, desde el radicalismo ratificaron que si el FdT reúne quórum JxC participará del debate.

Fuentes de la bancada opositora señalaron que no estaban al tanto de la sesión, ni tampoco fueron consultados por el oficialismo, y dijeron que "tampoco nos abrieron el temario para incorporar temas de interés, así que suponemos que deben tener el quórum", para luego subrayar: "La sesión es especial, así que el quórum lo consigue el que la pide".

Además, la iniciativa es rechazada por algunas empresas de la alimentación y genera resistencias entre legisladores de las provincias del norte, sin distinción de alineamientos políticos, ya que desde esa región del país sostienen que el etiquetado frontal perjudicará a la producción azucarera, por lo que promueven introducir modificaciones en el texto que se aprobó en el Senado.

Fuente: Télam

que es la ley de etiquetado salud alimentación congreso