Cada persona desperdicia unos 38 kilos de alimento por año

Es el Día Internacional de Conciencia de la Pérdida y el Desperdicio de Alimento. Qué políticas se llevan adelante para reducir este impacto. Tips para evitar el desperdicio de comida.

Cada persona desperdicia unos 38 kilos de alimento por año

La huella de carbono mundial de la pérdida y el desperdicio de alimentos representa cerca del 8 % de las emisiones totales de GEI. Foto: Freepik

Sociedad

Medio ambiente

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente La Nación

Publicado el 29 DE SEPTIEMBRE DE 2020

En el país se pierden o desperdician 16 millones de toneladas de alimentos por año, volumen que equivale al 12,5 % de todos los alimentos que se producen en el país, mientras que en toda la región de América Latina y el Caribe, se desperdician 127 millones de toneladas de alimentos. La huella de carbono mundial de la pérdida y el desperdicio de alimentos representa cerca del 8 % de las emisiones totales de gases de efecto invernadero (GEI).

Se entiende como pérdida de alimentos a la disminución en la cantidad o calidad de los alimentos a lo largo de la cadena de suministro desde la cosecha hasta el nivel minorista, pero sin incluirlo. A la vez, el desperdicio de alimentos que se produce en las etapas de distribución y consumo genera una disminución en la cantidad o calidad de los alimentos, un problema que es el resultado de las decisiones y acciones de los minoristas, proveedores de servicios alimentarios y consumidores.

El Gobierno de Argentina presentó una petición, a través de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para que esta problemática cuente con un día de concienciación en el calendario internacional. Por este motivo, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 29 de septiembre como el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos (PDA), que reconoce el papel fundamental que desempeña la producción sostenible con triple impacto positivo en las dimensiones social, económica y ambiental.

Argentina es líder en cuanto a avances en la materia. Cuenta con un Plan Nacional y Red Nacional de Reducción de PDA, desde el cual se articulan diferentes iniciativas, encabezado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Además, en octubre de 2018 se aprobó una modificación clave en la Ley 25989, conocida como Ley Donal. Se trata de la reincorporación del artículo 9, que resguarda a las empresas que donen alimentos para eximirlas de las responsabilidades que puedan darse por daños y perjuicios. Esto las impulsa a la posibilidad de donar alimentos aptos para el consumo pero que por alguna razón no están aptos para la venta, lo que reduce el volumen de desperdicios y al mismo tiempo tiene un destino social.

El 83,5% de los hogares modificó la forma de comprar alimentos durante la pandemia

La falta de comercios de cercanía, el temor a salir a la calles, el cierre de negocios y los efectos económicos del virus, fueron algunos de los factores que afectaron la forma de adquirir alimentos durante el aislamiento, según un estudio realizado ...

Argentina fue el primer país del mundo en contar con un día para la concientización sobre la necesidad de reducir las pérdidas y el desperdicio de alimentos, mientras avanzaba la propuesta de establecer esta fecha a nivel mundial. Ambos logros fueron el resultado de la agenda impulsada entre la cartera de Agricultura, FAO, Unilever y Carrefour, que trabajan juntos en la materia desde 2016.

 

Tips para reducir las pérdidas de alimentos 

  • Menú semanal

Diseñar el menú semanal; esto, además de permitir ahorrar y comprar de forma eficiente, contribuye a seguir una alimentación más saludable.

  • Durante la preparación

Planificar las comidas utilizando las cantidades justas de ingredientes para el número de comensales que se vaya a tener en la mesa. Mantener ordenada la heladera para evitar que queden residuos de comida. Guardar las sobras en recipientes herméticos apropiados para evitar que se resequen.

  • Aprovechar los alimentos

Para bajar la temperatura de las sobras, usar el baño María inverso (sumergir el recipiente con las sobras en otro recipiente con agua y hielo). Guardar las sobras de alimentos en la heladera o freezer lo más rápido posible, en recipientes con tapa o bolsas herméticas. Las sobras de la heladera se deben consumir durante los 2 días siguientes, y las del congelador, antes de los 3 meses. Nunca volver a congelar las sobras descongeladas.

¿Es peligroso comer algo que pasó toda la noche fuera de la heladera?

¿Hay que tirar la comida que pasa más de dos horas afuera de la heladera? Una porción de asado frío, que permaneció precariamente protegida sobre la mesada de la cocina toda la noche, no necesariamente va a enfermarte, pero puede llegar a hacerlo.

alimentos desperdicio perdidas día internacional de conciencia de la pérdida y el desperdicio de alimento onu fao argentina