Cuesta arriba: en los últimos cuatro años, los alimentos subieron el 335 % en Argentina

La categoría que más subió fue la de las frutas y verduras, con el 437 %, seguida por la carne, con el 389 %. En tanto, la región más afectada fue el NEA, especialmente Resistencia.

Cuesta arriba: en los últimos cuatro años, los alimentos subieron el 335 % en Argentina

La segunda categoría que más subió en los últimos cuatro años fue la carne. Foto ilustrativa: revistaganaderia.com

Sociedad

Inflación

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente: Iaraf

Publicado el 20 DE ABRIL DE 2021

Un informe elaborado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) tiene conclusiones desalentadoras, tanto para el ánimo en general como para el bolsillo en particular. Hablamos de suba de precios y de inflación, que en Argentina es un tema de debate permanente, dado que distintas acciones de política económica llevadas adelante por distintos gobiernos no han logrado bajarla de manera sostenida en el tiempo. A esto hay que sumarles en el último año las complicaciones en el funcionamiento del sistema económico que provoca la pandemia de COVID-19.

Ante este panorama, la suba del precio de los alimentos es uno de los problemas centrales que enfrentan por estas horas los funcionarios del Gobierno nacional. El informe del Iaraf –con base en datos del Indec– indica que el alza del 4,6 % que exhibieron los alimentos en marzo superó los peores pronósticos oficiales y llevó a tomar una serie de medidas que, más allá del éxito que puedan tener, es improbable que lleven la inflación a los niveles que se necesitan para alcanzar el objetivo anual de rondar el 29 %.

De hecho, el estudio indica que la suba de los bienes básicos no es un problema actual para las familias argentinas, ya que en los últimos cuatro años, los alimentos y las bebidas sin alcohol aumentaron el 335,2 %, 25 puntos por encima del nivel general de inflación.

De acuerdo con este informe, entre marzo de 2017 y marzo de 2021, los alimentos y bebidas sin alcohol subieron el 335,2 %. La mayor suba se registró entre 2018 y 2019, cuando se produjo un brusco salto en el precio del dólar. En el mismo período, la inflación general punta a punta fue del 310,6 %, lo que quiere decir que los alimentos subieron más que el promedio de todos los bienes y servicios.

 

Uno por uno, estos son los alimentos que más subieron

La categoría que más subió en los últimos cuatro años fue la de frutas, con el 437,7 %. Se trata de un rubro difícil de regular para el Gobierno por la atomización de sus productores, lo que dificulta la posibilidad de centralizar las discusiones.

La carne, que vivió una disparada especialmente fuerte el año pasado, fue el alimento que lo siguió, con un aumento del 389,6 %. Desde febrero de este año, rige un acuerdo con frigoríficos para vender diez cortes de carne a precios económicos, lo que no logró contener la suba y llevó al Gobierno a amenazar con un cierre de exportaciones. En este sentido, y si bien no se llegó a ese extremo, la semana pasada se anunció la implementación de mayores requisitos para la exportación de este producto, entre los que se incluyó un nuevo registro.

En el tercer lugar de los productos alimenticios que más subieron se ubicó el grupo de café, té, yerba y cacao con el 348,6 %. Como contrapartida, la categoría que menos subió fue la de aguas minerales y bebidas gaseosas, con el 262 %.

 

Las regiones más afectadas

La región Noreste, donde la canasta refleja una importancia de la carne superior al resto de las regiones (el 37,7 %), fue la que registró el nivel de inflación más alto en alimentos y bebidas de todo el país. En los últimos cuatro años fue del 369,7 %, 34,5 puntos porcentuales más que a nivel nacional. La más baja fue para la región patagónica (con la ponderación de las frutas en su canasta más baja del país), del 314 %, 21,1 puntos porcentuales menos que el promedio nacional. La brecha entre ambas regiones fue del orden de 56 puntos.

El precio de los alimentos tiene relación directa con la pobreza, dado que, para estimar la cantidad de personas que se encuentran por debajo de esa línea, el Indec toma como referencia el costo de la canasta básica y la compara con los ingresos de los hogares. Desde este punto de vista, tiene sentido que Resistencia, la ciudad más pobre del país según los últimos datos oficiales (el 53,6 %), se encuentre dentro de la región que tuvo más inflación en sus alimentos en los últimos cuatro años.

sociedad informe suba precios inflación alimentos verduras carnes bebidas argentina abril 2021