Condenaron al entregador y a la pareja que crió a Claudia Domínguez

Así lo determinó el Tribunal Federal Oral N.° 1 en el fallo del primer juicio en Mendoza por la apropiación de una pequeña. Al hombre lo sentenciaron a 10 años y a la pareja, a 3 años. La querella presentará un recurso de casación.

Condenaron al entregador y a la pareja que crió a Claudia Domínguez

Antes de escuchar la sentencia, Carabajal aseguró que nunca supo el origen de la pequeña ni qué pasó con sus padres. Foto: Ariella Pientro.

Sociedad Unidiversidad Nieta 117 / por Verónica Gordillo / Publicado el 07 DE MARZO 2019

La Justicia declaró a Claudia Verónica Domínguez Castro como víctima de delitos de lesa humanidad y condenó a 10 años de prisión a su entregador, Héctor Segundo Carabajal, y a 3 años a la pareja que la crio, Julio Humberto Bozzo y Antonia Clementina Reitano.

Claudia no asistió a la lectura de la sentencia, ni tampoco sus abuelas, María Assof de Domínguez (referente de Abuelas de Plazo de Mayo en Mendoza) y Angelina Caterino, que la buscaron durante 39 años. Ambas mujeres pudieron conocer a su nieta y abrazarla recién en 2015, luego de que el Banco de Datos Genéticos confirmó que la joven era hija de Walter Domínguez y Gladys Castro, secuestrados en diciembre de 1977, cuando la joven cursaba un embarazo de 6 meses.

Las penas impuestas por el tribunal a Carabajal y a la pareja que crio a la niña no conformaron a los querellantes por Abuelas de Plaza de Mayo, por lo que Pablo Salinas explicó que esperarán los fundamentos y luego presentarán un recurso de casación. En él insistirán con las penas que solicitaron en el juicio, es decir, 15 años de prisión para el entregador y 6 años para Bozzo y Reitano.

Carabajal cumple prisión desde hace cuatro años, por lo que ese lapso se computará como parte de la pena. En tanto, Bozzo y Reitano permanecerán en libertad (debido a la pena de 3 años), pero deben cumplir con algunos requisitos judiciales, como comunicar cualquier cambio de domicilio, además de la imposibilidad de salir de la provincia o el país sin autorización expresa de la Justicia.

Claudia, la nieta 117

Es hija de Glayds Castro y Walter Domínguez, desaparecidos a fines de 1977.

 

Las palabras de Carabajal

El primer juicio en Mendoza por la apropiación de una nieta comenzó en octubre de 2018 y este jueves concluyó con la lectura de la sentencia del tribunal, presidido por Waldo Piña. Desde temprano, un gran número de integrantes de distintas organizaciones de derechos humanos colmaron la sala de debate para seguir las instancias del último día del juicio. En el lugar también se sentó el acusado, Carabajal, mientras el matrimonio Bozzo-Reitano siguió los pormenores del proceso desde un salón del quinto piso, a través de videoconferencia.

Minutos después de iniciar la audiencia, Piña preguntó a los acusados si querían decir algo antes de conocer la sentencia. Carabajal hizo uso de ese derecho. El exmilitar contó que nunca conoció la procedencia de la niña, que cuando la recibió pensó que realizaría un bien a una pareja que no podía tener hijos, pero aseguró que, por el contrario, hizo un gran mal que causó un dolor enorme a Claudia, a la pareja que la crio y a su propia familia, a la que aseguró que condenó social, moral y económicamente.

Las abuelas pidieron no olvidar

María Domínguez dijo que la dictadura causó mucho dolor a cientos de familias. Pese a la alegría de recuperar a su nieta, pidió no olvidar.

Carabajal sostuvo que nunca hizo trabajo de inteligencia  y que no existen pruebas de los delitos que le atribuyeron, sino que son solo hipótesis. Dijo que con base en eso es que hace cuatro años está en prisión y que vive en un “baño” con cuatro presos más.

El acusado también se refirió al pedido que le hicieron durante el debate tanto Claudia como sus abuelas: que les diga dónde nació y que pasó con sus padres Walter y Gladys. El hombre aseguró que nunca tuvo esa información, que no conocía la procedencia de la niña y que si supiera algo, lo habría dicho el primer día del debate.

Claudia Domínguez, la hija de la memoria

A poco más de una semana de la histórica sentencia por la Megacausa contra los delitos de lesa humanidad cometidos en nuestra provincia, conocida como "Juicio a los jueces", y a casi 20 días del segundo aniversario de la restitución de su identidad, Claudia Domínguez Castro abrió las puertas de su historia personal para que lectores y televidentes puedan palpar los hechos que vivió el país en años recientes.

El presidente del tribunal también preguntó a la pareja de Reitano y Bozzo si querían decir algo antes de conocer la sentencia. La mujer contestó que no, que ratificaba todo lo dicho por su abogado, mientras el hombre aseguró que habían dicho todo lo que sabían durante el proceso, toda la verdad, y subrayó que fueron engañados.

Después de deliberar durante más de una hora, los magistrados volvieron a la sala y dieron a conocer las condenas para los tres acusados. Además, declararon que los hechos analizados en el proceso resultan constitutivos de crímenes de lesa humanidad y cometidos en el contexto del delito internacional de genocidio, razón por la cual resultan imprescriptibles. Así, determinaron que Claudia Verónica Domínguez Castro es una víctima de delitos de lesa humanidad cometidos durante el terrorismo de Estado. 

nieta | abuelas | mayo | 117 | dominguez | castro | humanidad | delitos | apropiación



Mirá también: